jueves, 26 de agosto de 2010

MANIQUÍ 3

Una vez lo has pintado, puedes decorar el vestido a tu gusto.
Cuando lo tenga colocado todo en su sitio, os enseñaré el efecto. Son esos pequeños detalles que hacen de un espacio un lugar personal y agradable a la vista.
Ya veis que con un poquito puedes hacer cambios muy llamativos visualmente. En este caso no estamos restaurando nada, de hecho, el maniquí era bonito en azul, pero ahora va a lucir el tripe con su nuevo look.
Bye!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡Muchísimas gracias por tu comentario!!
Andrea y Raquel

Related Posts with Thumbnails